El secreto del bronceado fascinante

No son ni los solarium, ni las cremitas mágicas, son alimentos baratos y comunes

Una buena alimentación potencia los efectos de las cremas que usas tanto para broncearte como para protegerte del sol. Muchas frutas y verduras pueden ser tus mejores aliadas por sus componentes antioxidantes.

La clave es el beta-caroteno, que son precursores de la vitamina a, que neutralizan los radicales libres causados por el sol.

Las zanahorias, mangos, damascos, zapallo y las verduras de hojas verdes son las que contienen más antioxidantes y de hecho en muchos suplementos bronceadores y cremas utilizan el beta-caroteno.

Por otra parte el tomate, maíz, brócoli y kiwi contienen alfa-caroteno otro componente que protege de los rayos del sol.

Recuerda que mientras más intenso es el color de las frutas o verduras más antioxidantes contienen. También se recomienda para la mejor absorción de las vitaminas se deben consumir crudas, la mejor opción son las ensaladas y preparaciones frescas, además son saludables y ayudan a mantener la línea.

Pero algunas veces la alimentación no es suficiente. Si no comes demasiado bien o necesitas una protección extra frente al sol, añade a tu dieta un suplemento vitamínico que contenga beta-carotenos y vitamina E, que tienen la capacidad de absorber en pequeñas dosis los rayos solares. El aceite de borraja y el té, también tienen un gran poder antioxidante.

Puedes aprovechar las cualidades de las frutas haciendo una deliciosa macedonia . Quieres conocerla, has click Aquí.