¿Compras con la cabeza o con el estómago?

A continuación, vas a descubrir cómo influye en tu peso, la forma en la que vas a hacer la compra del mes.

Llegó ese momento del mes, ese que todas las dueñas de casa no podemos evitar, exactamente lo que te imaginas; es la compra del mes.

Pero como afrontas este reto ¿Te haces una lista con los productos indispensables? ¿Eres de las que se pierden por los pasillos y acaba metiendo en el carro de todo menos y te olvidas de lo indispensable? ¿Eres de las que disfruta pasando el rato entre las góndolas de galletas y chocolates?

Un estudio realizado por el Nutricional Center revela que ir al supermercado con más de cuatro horas de ayuno influye en la elección de los alimentos y favorece la adquisición de productos poco saludables como snack, pastelería, bebidas azucaradas o comida precocinada.

De las 5.000 encuestadas, un 71,3% asegura que acude al supermercado con el estómago vacío, bien al final de la mañana o de la tarde. El 28’7% restante, por el contrario, realiza la compra poco tiempo después de haber comido, ya sea en el desayuno, la comida principal o la merienda ¿Y el resultado?

Un 76,9% de las mujeres que acudieron a comprar con el estómago vacío, presentaron un IMC superior a 30, es decir, padecen obesidad, mientras que este porcentaje se reduce al 37,4% en el caso de las mujeres que fueron al supermercado habiendo comido en las 4 horas anteriores.

Después de analizar los datos, la conclusión está clara. La mejor manera para respetar la dieta es ir a comprar con el estómago lleno y evitar así las comtas compulsivas y nada saludables.

Una forma de hacer mejores decisiones es hacer una lista, armar una minuta o menú de comidas, pero no tiene por que ser aburrido, también puedes hacer recetas sanas y con pocas calorías. ¿Quieres inspirarte antes de ir a la compra del mes? Haz click Aquí